• Laura Yépez

EL TABAQUISMO SÍ ES UN FACTOR DE RIESGO PARA EL CORAZÓN QUE AFECTA A LA JUVENTUD


MORELIA, Michoacán.- Padecimientos crónicos como la diabetes y la hipertensión son las causales más frecuentes de padecimientos del corazón, pero incluso, no padecerlas, y ser fumador, es determinante para incidir en enfermedades cardiovasculares con escenarios incluso de mayor complicación o muerte, aseguró el especialista en cardiología, adscrito al Hospital General de zona 83 del IMSS, Carlos Villado Ávalos Arredondo.

A propósito del día mundial del corazón, el cardiólogo Villado, citó entre los tres principales padecimientos del corazón: la hipertensión arterial sistémica, la cardiopatía isquémica (que es la obstrucción de arterias del corazón que provoca infarto y pre infartos) y las enfermedades valvulares (como la estenosis aortica por cambios degenerativos).

De ésta tres, dijo, la hipertensión arterial, es el padecimiento más común, y puede asociarse con varios factores como la herencia genética, el entorno, la personalidad, la alimentación, el sedentarismo y enfermedades crónicas. Tan sólo en Michoacán, de acuerdo a datos delegacionales, una media de 95 pacientes hipertensos son atendidos diariamente en el IMSS, lo que arroja una cifra final de un poco más de cuatro mil atenciones por hipertensión arterial al en un año.

La cardiopatía isquémica, afirmó Ávalos Arredondo, si bien no es la patología más frecuente, sí es la primera causa de muerte cardiológica a nivel mundial, y puede de igual manera relacionarse con una predisposición genética, por un mal control de enfermedades crónicas como la hipertensión y la diabetes mellitus, o bien, por estrés y la práctica inmoderada del tabaquismo.

El hábito tabáquico, aún en personas que no padecen ninguna enfermedad crónico degenerativa, es un factor importante para el desencadenamiento de cualquier enfermedad del corazón, puntualizó el especialista, ya que de acuerdo a la encuesta nacional de salud en incidencia y prevalencia de enfermedades cardiovasculares, se determinó que el uso del tabaco ha influido de manera importante en el incremento de daños cardiacos a más temprana de la edad.

Con respecto a las enfermedades valvulares, Ávalos Arredondo explica cómo con el paso de los años el organismo va teniendo cambios degenerativos, y el corazón no es la excepción, expresó, pues las válvulas se van llenando de calcio, limitando su apertura, con lo que la sangre regresa de manera anormal, favoreciendo un indebido crecimiento del corazón.

Hablando de datos de alarma, Carlos Villado sugiere que si se llega a presentar taquicardia, falta de aire, dolores en el pecho, opresión, adormecimiento del brazo izquierdo en actividad o reposo y mareos o desmayos, la atención debe ser inmediata para descartar cualquier padecimiento cardiaco.

Finalmente la recomendación del especialista es que si estamos en una edad aproximada a 40 o 50 años, aun sin ningún padecimiento crónico, debemos acudir periódicamente a revisión general médica y llevar una dieta balanceada, practicar alguna actividad aeróbica por lo menos 30 minutos, cinco días a la semana, para garantizar un mejor estado de salud. Y para los pacientes que con alguna enfermedad no abandonar el tratamiento.

#estatales

12 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2020 by iDrXavier