• Alejandro Martínez Castañeda *

La vocación de servir a los demás, el legado de Francisco Lunar Vargas





MORELIA, Michoacán. - “Mi padre murió ejerciendo su vocación de médico, porque, antes que nada, para él estaba servir a los demás, incluso arriesgando la vida”, afirmó Francisco Lunar Pedraza, hijo del galeno Francisco Lunar Vargas, recipiendario de la presea “Constitución de 1814” post mortem.


En emotivo mensaje, Lunar Pedraza, tras recibir dicha presea otorgada por el Congreso de Michoacán, durante una sesión solemne llevada a cabo en el Centro Cultural Clavijero, agradeció -a nombre de su familia- a la Legislatura local por haber condecorado, post mortem, a su padre, quien falleció, víctima del COVID 19, el pasado 22 de agosto.


Dijo que la vocación de médico de su padre era parte esencial de su vida. “Pasillo de guerra era como llamaba al consultorio de emergencias”, donde atendía a los pacientes en el hospital “Dr. Gabriel Silva” de esta ciudad.



Aunque por su edad (mayor de 60 años), “mi padre tenía derecho de no presentarse a trabajar, lo hizo aún sabiendo que estaba arriesgando su vida, pues para él primero estaba su vocación de médico, el servir a los demás”, refirió.


También recordó que la política era para su progenitor una actividad a la que le dedicó parte de su vida, “pero antes que la política, para él estaba primero la amistad, los amigos”.


La presea que se recibe, destacó, será un reconocimiento perene a Francisco Lunar Vargas, “el médico, padre y amigo”, concluyó.




21 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2020 by iDrXavier