• Alejandro Martínez Castañeda *

GRAVE ERROR NO VALORAR LA MEDICINA TRADICIONAL


Foto Gaceta UNAM



MORELIA, Michoacán. - “Aunque invisibilizado, las mujeres latinoamericanas (abuelas, madres, esposas) tienen un papel fundamental en la salud de la familia, ya que en AL se cuenta con un rico bagaje de medicina tradicional-casera”, se destaca en una publicación en la revista digital Gaceta UNAM.


“Entre mujeres se van trasmitiendo recetas de tisanas y formas de tratamiento, que son intergeneracionales”. Así, por ejemplo, de una tía, comenzó a aprender Rosita Ascencio, curandera purépecha, nativa de Puácuaro, Michoacán. Con el paso del tiempo, aprendió mucho más. Su saber y biografía está registrada en 2016 por Campos Navarro en un libro editado por la UNAM y Artes de México, refiere dicha publicación.


Se advierte que “es un grave error considerar ignorante a las mamás y abuelas en cuestiones médicas”. Ellas tienen conocimientos, por ejemplo, de tés curativos e incluso prácticas rituales, como “limpias”.


Cuando una mujer se casa y embaraza, otras mujeres (familiares, amigas y allegadas) les trasmiten “toda una serie de consejería para la supervivencia del bebé”


Sin embargo, en nuestra América no hemos sabido reconocer ni valorar esa medicina tradicional-casera y el conocimiento que de ella tienen las madres de familia.


Se considera medicina tradicional indígena mexicana, al conjunto de sistemas de atención a la salud que tiene sus raíces en profundos conocimientos sobre la salud y la enfermedad que los diferentes pueblos indígenas y rurales de nuestro país han acumulado a través de su historia, fundamentados en una interpretación del mundo (cosmovisión), de la salud y enfermedad de origen prehispánico, que ha incorporado elementos provenientes de otras medicinas, como la medicina antigua española, la medicina africana y en menor medida por la interacción de la medicina tradicional.



Otras fuentes remarcan que “la medicina tradicional es reconocida hoy como un recurso fundamental para la salud de millones de seres humanos, es una parte importante de la cosmovisión de los pueblos indígenas y representa el conocimiento milenario sobre la madre tierra y el uso de plantas medicinales que los indígenas han resguardado y que tiene un valor incalculable fortaleciendo y preservando su identidad”


Se estima que en Michoacán existen alrededor de 40 médicos tradicionales de la zona otomí, mazahua, nahua y purépecha, quienes proporcionan masajes, limpias, y sanaciones en base a herbolaria.


Asimismo, existen 125 parteras registradas en la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) y 530 en la delegación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de las cuales 100 están certificadas, según fuentes consultadas.

49 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2020 by iDrXavier