OOAPAS_Pátzcuaro.jpeg
WhatsApp Image 2022-02-01 at 10.47.09 AM.jpeg
  • Redacción

Juan Pablo Celis lamenta el menosprecio que exhibe el edil moreliano por la democracia participativa

*Alfonso Martínez se burla de la participación de más de 70 mil morelianas y morelianos en la pasada Consulta Ciudadana de Revocación de Mandato, fustiga el regidor. Juan Pablo Celis Silva lamentó que el presidente municipal, Alfonso Martínez Alcázar, minimice un ejercicio de democracia participativa y se burle de los ciudadanos y ciudadanas que participaron el pasado domingo ejerciendo un derecho constitucional. El regidor moreliano fustigó las declaraciones del alcalde moreliano en torno a la Consulta Ciudadana de Revocación de Mandato, toda vez que este ejercicio va en el sentido de ampliar los derechos políticos de la ciudadanía, por lo que deslegitimar un proceso como este “es mezquino, considerando aún más, que en el mismo participaron más personas que las que votaron por el PAN en 2018”. Además, el edil muestra una evidente contradicción en su postura a dicho ejercicio democrático, ya que él mismo se postuló como candidato independiente a la presidencia municipal de Morelia en 2015, beneficiándose de esta manera de la ampliación de los derechos políticos que van ganando terreno en el sistema democrático del País. Consideró que en la capital del estado la jornada del domingo pasado transcurrió en paz y con una importante participación ciudadana -más de 70 mil morelianos ejercieron su derecho a participar-, a pesar de que el Instituto Nacional Electoral (INE) cumplió parcialmente con la instalación de las casillas que se requerían para el ejercicio. Por ello, Celis Silva criticó que el munícipe descalifique un proceso democrático, reconocido en la Constitución y que impulsa la participación ciudadana. “Ello habla de que el edil es un político tradicional, que no le agrada que la gente se exprese libremente”, lamentó. Para Celis Silva la capital michoacana sería mejor municipio si se escuchara de manera directa a la ciudadanía, “porque estamos convencidos que la democracia participativa es un complemento necesario de la democracia representativa para fortalecer la relación gobierno-gobernados”. No obstante los obstáculos que puso el INE al haber instalado solamente un tercio de las casillas en todo el País, la jornada fue todo un éxito, “demostramos que es posible que la gente se exprese libremente, consciente de que su participación es ineludible para consolidar nuestro régimen democrático”, puntualizó.

51 visualizaciones0 comentarios